Contacta con nosotros en el 91xxxxxx o en info@dacer.org
Contact us on +34 91xxxxxx or info@dacer.org

Proyecto DACER

Proyecto DACER

colabora

“En DACER, conocemos tus necesidades y cómo te sientes.

Sabemos cómo ayudarte a mejorar. Nuestra meta es tu máxima recuperación”

Atendemos a nuestros pacientes desde su fase aguda en el hospital, con independencia de la gravedad y el alcance de su lesión, incluyendo estados de mínima conciencia durante todo el proceso rehabilitador.

Evaluación inicial desde todas las áreas – Fisioterapia,Terapia Ocupacional,Logopedia y Neuropsicología – analizando las funciones afectadas para optimizarlas y facilitar su máxima recuperación.

Plan Integral de Actuación -PIA-: acorde con la Clasificación Internacional de Funcionalidad (CIF), se reune el equipo de neurorehabilitación para determinar los objetivos proritarios y relevantes para el paciente y su familia, que irá adaptándose según la evolución y la respuesta al tratamiento.

Valoración dinámica, analizamos la eficacia del plan de neuro-rehabilitación y sus resultados.

 

La intervención se realiza de manera individual y/o grupal dependiendo de las necesidades concretas del paciente.

Basamos nuestro enfoque terapéutico en un concepto de rehabilitación multidisciplinar, unificando los principios del concepto Bobath, las teorías de neuroplasticidad y el aprendizaje motor. Todo ello supervisado por tutores Bobath de prestigio internacional, como Adriana Moschini, que proporcionan formación continua al equipo, asegurando la excelencia del tratamiento.

Además de estos tres pilares fundamentales para poder comprender y realizar el tratamiento del paciente con daño cerebral, es de gran importancia el conocimiento de otros conceptos y técnicas que puedan ofrecer una mejora para el paciente, por ello desde DACER se da gran importancia a la formación continua de su equipo, que permita su actualización y reciclaje.
Desde DACER se contempla a cada paciente como un caso único, por lo que todas las terapias son adaptadas a cada persona y su entorno.

 

CONCEPTO BOBATH

El Concepto Bobath, es uno de los enfoques de tratamiento más utilizados en el mundo para la rehabilitación de personas con alteraciones del control postural, del movimiento y de la función, debido a una lesión/ enfermedad del Sistema Nervioso Central.
Profundiza en el análisis del movimiento normal y su proceso de adquisición en personas sin lesión del SNC. A partir de este análisis evalúa objetivamente el movimiento patológico del paciente y lo modifica hasta conseguir un movimiento más normalizado y funcional, evitando futuras complicaciones -dolor, acortamiento muscular, artrosis precoz, etc-.
Se trata de un “Concepto Viviente” que crece y evoluciona de la mano de los avances la neurociencia y de las necesidades de los pacientes y de sus familias. Concede especial importancia a las teorías de plasticidad del sistema nervioso central y de aprendizaje motor.

 

NEUROPLASTICIDAD

La neuroplasticidad postraumática es la propiedad adaptativa del Sistema Nervioso Central (SNC) para reorganizar sus conexiones sinápticas, modificando los mecanismos bioquímicos y fisiológicos implicados en su comunicación, pudiendo crear nuevas ramificaciones neuronales que compensen las zonas dañadas.
Gracias a esta capacidad, tras sufrir una lesión, el SNC es capaz de aprender de nuevo. Hay evidencia científica que sugiere que los tratamientos precoces, intensivos y dirigidos a la función favorecen la neuroplasticidad e incluso puede limitar la extensión de las lesiones

 

APRENDIZAJE MOTOR

El aprendizaje motor, investiga los procesos de aprendizaje del SNC. Los estudios realizados en este campo indican que para aprender cualquier conducta motora el SNC necesita experimentarla en situaciones reales. “Solo aprendo a vestirme si me visto”.
Se manifiesta gradualmente con el paso progresivo de una fase inicial de comprensión de la tarea y de coordinación torpe, a una fase final de comprensión profunda y automatización del movimiento. (Glen-cross, 1993).
Los principios del aprendizaje motor se basan en las repeticiones de una tarea, la variabilidad contextualizada de la práctica (“la repetición práctica es una particular forma de repetición sin repetición”), la división de componentes, la motivación y la participación activa del paciente por querer desarrollar la tarea para finalmente integrarla en su vida.

Fase pre-quirurgica:

Las posibles causas que originan una lesión en el Sistema Nervioso Central (ictus, traumatismo craneoencefálico, anoxias…) suelen ser de aparición súbita en la mayoría de los casos, no dando tiempo a las familias ni al propio paciente a poderse adaptar a la nueva situación. A diferencia de esto, las personas diagnosticadas de un tumor cerebral suelen pasar por varias pruebas diagnósticas previas a su intervención neuroquirúrgica, lo que les da la posibilidad de adaptarse a la nueva situación y realizar una rehabilitación previa a la cirugía de forma temprana e intensiva para potenciar las áreas (motoras, cognitivas, sensoriales, orgánicas…) que pueden verse afectadas en la cirugía.

Fase aguda:

Se valoran las secuelas del daño cerebral, suele coincidir con el traslado a planta. Enseñamos al paciente y a la familia sobre:

Estimulación basal adecuada para favorecer el estado de alerta.
Cuidados posturales necesarios para prevenir úlceras por presión y acortamientos musculares.
Estimulación sensorio-motora para facilitar el retorno a la movilidad voluntaria y a la actividad consciente.
Maniobras para prevenir alteraciones en la función respiratoria.
Ortopedia: productos de apoyo necesarios para facilitar el traslado al domicilio en las mejores condiciones posibles – silla de ruedas, domicilio…-.

Fase sub-aguda:

Comienza la rehabilitación intensiva en nuestro centro para:

Minimizar los déficits.
Potenciar las capacidades preservadas.
Proporcionar estrategias eficaces para conseguir la máxima autonomía.

 

La neuroplasticidad es la propiedad adaptativa del Sistema Nervioso Central (SNC) para reorganizarse y mantener su integridad funcional después de haber sufrido daños. Si bien el SNC pone en marcha estos mecanismos de forma automática, es necesaria una intervención terapéutica especializada que pueda dirigir, potenciar, modular y controlar estos procesos.

Desde DACER, ofrecemos y recomendamos un programa de tratamiento neuro-rehabilitador intensivo con sesiones individuales, en las que se trabajan de manera específica los componentes motores, comunicativos, cognitivos y emocionales de la persona y Actividades de la Vida Diaria -AVDs- que se desarrollan en la unidad de promoción vida autónoma, en nuestro apartamento adaptado a la discapacidad neurológica.

El objetivo de la unidad de promoción de la vida autónoma es conseguir que las habilidades funcionales logradas en sus tratamientos individuales se generalicen a través de las AVDs, mejorando su autonomía en el aseo personal, vestido, alimentación, manejo del hogar, comprar, cocinar, limpiar, gestión económica familiar, uso del transporte público…, para que puedan ser desempeñadas en todos los ámbitos de su vida. Supone un novedoso complemento a la terapia individual.

“Consideramos que la calidad del tratamiento no se mide por las cosas que el paciente es capaz de hacer en DACER, sino por las cosas que el paciente hace realmente en su vida diaria con satisfacción por el logro conseguido”

Fase de larga evolución:

Rehabilitación enfocada a:

Continuar recuperando las capacidades afectadas.
No perder aquellas que se han conseguido recuperar en la fase anterior.

 

Desde la ocurrencia del daño, la plasticidad cerebral está presente durante toda la vida de la persona. Contamos con experiencias muy positivas en pacientes de larga evolución.

En DACER, contamos con la Unidad de promoción ocupacional, donde se realizan las actividades ocupacionales enfocadas a los objetivos de los tratamientos individuales.

El objetivo de la unidad de promoción ocupacional es mantener los niveles de evolución alcanzados en la etapa de rehabilitación a través de la repetición de la actividad, y propiciar al mismo tiempo, un contexto que les permita seguir evolucionando. Estructuramos su día en torno a una actividad ocupacional que les permita dar sentido a su vida, y favorecer la integración social.

Un proceso rehabilitador eficaz, es aquel en el que los resultados que obtiene el paciente se mantienen en el futuro