La neurorrehabilitacion para las lesiones cerebrales adquiridas

Neurorrehabilitacion y el daño cerebral 

Neurorrehabilitacion y  daño cerebral

  • Neurorrehabilitacion para daño cerebral

    La neurorrehabilitacion para las lesiones cerebrales adquiridas

    La neurorrehabilitación después de una lesión cerebral es en gran medida impredecible, ya que cada lesión es única, pero definitivamente es un proceso que significa un antes y un después para cualquier persona con daño cerebral adquirido. A diferencia de la mayoría de las otras células del cuerpo, las cerebrales no se regeneran cuando se destruyen. Sin embargo, esto no significa que se pueda producir ninguna recuperación luego de una lesión. El cerebro es algo flexible y puede reorganizarse, hasta cierto punto, para recuperar la función perdida. Este proceso se conoce como “plasticidad” cerebral.
    Durante la recuperación, otras áreas del cerebro se hacen cargo de las actividades de las áreas dañadas y se pueden establecer nuevas vías nerviosas utilizando células cerebrales no dañadas lo que ayuda a desarrollar vías alternativas.
    La neurorrehabilitación tiene como objetivo ayudar al cerebro a aprender formas alternativas de trabajo para minimizar el impacto a largo plazo de la lesión por el daño cerebral adquirido. La rehabilitación también ayuda al sobreviviente y a la familia a enfrentar con éxito cualquier discapacidad restante que pueda llegar a quedar como consecuencia de dicho traumatismo.

    Neurorrehabilitacion y el daño cerebral adquirido

    Comencemos por el principio, ¿qué es el Daño cerebral adquirido? Una lesión cerebral adquirida es una lesión que no es hereditaria, congénita o degenerativa y que por lo general suele derivar de algun evento imprevisto o bien por una causa medica.
    Los efectos de una lesión cerebral adquirida varían de caso en caso, pero pueden ser graves y alterar la vida de la persona que la sufre. El cerebro controla cada parte de la vida humana: física, intelectual, conductual, social y emocional por lo que cuando este órgano imprescindible se ve dañado, una parte de la vida de una persona se ve afectada negativamente.
    Una forma común de daño cerebral adquirido es la lesión o traumatismo cerebral, aunque también puede darse en virtud de procesos de enfermedades. Algunas de las causas más comunes de daño cerebral adquirido incluyen:

    • Fuerzas externas aplicadas a la cabeza y/o cuello (golpe o traumatismo cerebral)
    • Lesión anoxia / hipóxica (paro cardíaco, intoxicación por monóxido de carbono, obstrucción de las vías respiratorias, hemorragia y ahogamiento)
    • Cirugía intracraneal
    • Enfermedades infecciosas
    • Trastornos convulsivos
    • Exposición tóxica (abuso de sustancias, ingestión de plomo e inhalación de agentes volátiles)
    • Aneurismas
    • Causas médicas como accidente cerebrovascular

    Neurorrehabilitacion y efectos del daño cerebral

    Una vez que una persona ha sobrevivido al daño cerebral adquirido, puede haber cambios que afecten a muchas áreas de la vida de un individuo. Algunos son evidentes de inmediato, como la debilidad en un lado del cuerpo o la dificultad para hablar y algunos efectos son más sutiles. En muchos casos estos efectos o consecuencias pueden verse positivamente modificados gracias a la Neurorrehabilitacion.
    Estos cambios generalmente se agrupan en tres categorías principales: diferencias físicas, cognitivas y de comportamiento.
    Los cambios físicos pueden incluir:

    • Problemas de coordinación muscular.
    • Parálisis total o parcial.
    • Cambios en los sentidos: audición, vista, olfato, etc.
    • Mareo
    • Dolor de cabeza

    Los cambios cognitivos pueden incluir:

    • Dificultad para comunicarse
    • Problemas de memoria
    • Falta de criterio
    • Dificultad para aprender cosas nuevas.

    Los cambios de comportamiento pueden incluir:

    • Depresión
    • Irritabilidad o frustración
    • Dificultad con las habilidades sociales.
    • Incapacidad para reconocer cambios en sí mismos

    Neurorrehabilitacion para daño cerebral adquirido

    La lesión cerebral es un fenómeno muy complejo con efectos drásticamente variados y estos influyen enormemente en los resultados de la Neurorrehabilitacion. No hay dos personas iguales o que puedan esperar el mismo resultado o tipo de dificultades frente a circunstancias similares. Independientemente de las muchas incógnitas que suelen girar entorno al daño cerebral adquirido, lo que sí tenemos por seguro es que la rehabilitación luego del daño puede marcar una diferencia dramática en las capacidades que se recuperan y el nivel de funcionamiento a medida que el individuo regresa a su vida normal.
    En Dacer sabemos que el tratamiento del daño cerebral adquirido exige un enfoque personalizado, basado en evidencia y multidisciplinario guiado por las necesidades y objetivos del paciente en cuestión. Crear un ambiente terapéutico que coincida con la tolerancia del paciente a la distracción y la necesidad de estructura resulta en una probabilidad mucho mayor de que la persona que ha sufrido la lesión pueda regresar a su hogar, trabajo y comunidad, siendo esta la prioridad que tenemos siempre presente quienes llevamos adelante la Neurorrehabilitacion.
    La Neurorrehabilitacion de la lesión cerebral ocurre en los siguientes entornos:
    Rehabilitación para pacientes hospitalizados: esto implica una rehabilitación intensiva especializada para personas que aún no están listas para regresar a casa después del alta hospitalaria. Los centros de rehabilitación neurológica proporcionan un entorno ideal para el tratamiento adicional, donde se implementa un programa de rehabilitación estructurado durante todo el día.
    Rehabilitación ambulatoria: algunas personas pueden estar lo suficientemente bien como para regresar a casa y recibir tratamiento adicional como paciente ambulatorio, ya sea en un hospital local o en un centro de rehabilitación separado.
    Rehabilitación comunitaria: después de una hospitalización, algunas personas pueden ser transferidas a una unidad residencial de vivienda de transición. Aquí las personas pueden desarrollar sus habilidades de vida independiente para que puedan vivir en un lugar propio. Otros regresarán directamente a sus hogares, con un equipo de rehabilitación o un equipo de extensión que los ayudará a avanzar de camino a la mejoría. Independientemente de cuál sea el entorno en el cual se manifieste, la Neurorrehabilitacion es clave para la recuperación en el daño cerebral adquirido.

Es un proyecto de rehabilitación e inclusión a través de la pintura para personas con daño cerebral.
El objetivo de las diferentes actividades que se desarrollan en el taller es mejorar la gestión, promoción y organización de las personas con daño cerebral con diferentes grados de afectación , edades y personas sin daño cerebral.
Integrarte no es solo un grupo de pintores, también participan voluntarios, con y sin daño cerebral.
Las actividades que se desarrollan en el taller son:

  • Clases de pintura inclusiva para niños
  • Clases de pintura para adultos con daño cerebral
  • Gestión de marketing
  • Búsqueda de financiación
  • Gestión del material
integrarte

El proyecto está dirigido por Pedro Martín, pintor y colaborador de Fundación DACER, que imparte los conocimientos artísticos y por un equipo de terapeutas ocupacionales que coordinan el proyecto y se encargan de adaptar la actividad e intervenir para que se desarrolle de forma rehabilitadora.