Recursos gratuitos para las familias Escuela de Familias,Daño cerebral adquirido o Ictus

Ictus cerebral: cosas que las familias deben saber 

que  saber después de ocurrir un  derrame cerebral

En estos últimos años, los diferentes agentes sociales han realizado un gran esfuerzo por dar a conocer entre la población qué es un ictus, cómo prevenirlo, y qué hacer ante los primeros signos de sospecha.

Sin embargo, hay poca información a disposición de las familias sobre qué pueden hacer cuando un ser querido ha sufrido una lesión neurológica y está en la cama del hospital con secuelas motoras, cognitivas, sensoriales y/o  de comunicación.

Desde la Fundación DACER, hemos elaborado unas guías detalladas para explicar a las familias qué pueden hacer para ayudar a sus familiares durante el tiempo que están en el hospital. Pretendemos de esta forma contribuir a hacer más fáciles esos primeros momentos, disminuir la angustia de familiares y afectados e implicar desde el principio a todo el entorno.

Está demostrado que el cerebro es plástico, tiene capacidad potencial para reorganizar sus conexiones sinápticas, compensar las zonas dañadas y minimizar de esta forma las secuelas. Pero este proceso debe ser estimulado y guiado de manera precoz e intensiva para que sea eficaz. Por tanto, la forma en la que la familia se relaciona con el afectado es decisiva. Si lo hace de forma organizada, siguiendo pautas sencillas, puede ayudar a sentar las bases para la reorganización de las funciones motoras, sensoriales, orgánicas, la comunicación, la deglución segura y las funciones cognitivas. El proceso de rehabilitación posterior, llevado a cabo por personal especializado, potenciará la máxima recuperación en el menor tiempo posible.

  • Escuela de Familias,Daño cerebral adquirido

    Ictus cerebral: cosas que las familias deben saber luego de que un ser querido sufre un derrame cerebral

    Un ictus cerebral puede ser un verdadero desafío para las personas que rodean al paciente, es por eso que desde Escuela de Familias creemos que es importante informar y darle al entorno cercano de la persona que lo ha sufrido una correcta formación sanitaria que les permita enfrentar la situación de la mejor manera.

    Ictus cerebral: lo que hay que saber

    Un derrame cerebral o ictus ocurre cuando el suministro de sangre a una parte de su cerebro se interrumpe o se reduce, evitando que el tejido cerebral reciba oxígeno y nutrientes lo que hace que las células cerebrales comienzan a morir en minutos. Un accidente cerebrovascular es una emergencia médica, y el tratamiento oportuno es crucial.
    ¿Qué tipo de signos son los que pueden estar indicando un ictus cerebral? En la formación profesionales sanitarios se consideran algunos de los siguientes, información que debe estar a disposición en la Escuela de Familias para poder identificar cuando esto ocurre:

    • Problemas para hablar y entender lo que otros dicen. Se puede experimentar confusión, insultar o tener dificultades para comprender el habla.
    • Parálisis o entumecimiento de la cara, brazo o pierna. Puede desarrollar entumecimiento repentino, debilidad o parálisis en la cara, brazo o pierna. Esto a menudo afecta solo un lado de su cuerpo.
    • Problemas para ver en uno o ambos ojos. Es posible que de repente se tenga visión borrosa o ennegrecida en uno o ambos ojos, o se puede ver el doble.
    • Dolor de cabeza. Un dolor de cabeza intenso y repentino, que puede estar acompañado de vómitos, mareos o alteración de la conciencia, puede indicar que está sufriendo un ictus cerebral.
    • Problemas para caminar Se puede tropezar o perder el equilibrio. También pueden tener mareos repentinos o pérdida de coordinación.

    Ictus cerebral: información para familias

    Ser un cuidador de una persona que ha sufrido accidentes cerebrovasculares es un verdadero desafío, por lo que lograr una buena formación sanitaria en profesionales que se ocupen de atender estos casos y brindar información adecuada a quienes llevan los cuidados en la Escuela de Familias es fundamental para un buen tratamiento del paciente. Estos consejos pueden ayudar a identificar y manejar problemas comunes mientras se lleva adelante el cuidado de un ser querido que ha sufrido un ictus cerebral:

    Es mejor descubrir que perderse

    Tenga en cuenta los medicamentos de su ser querido y cuáles son sus efectos secundarios. Se debe averiguar con la formación profesionales sanitarios si el hogar debe modificarse para satisfacer las necesidades del sobreviviente de un ictus cerebral. Por otro lado es importante hablar con un médico, enfermera o terapeuta para que responda todas las preguntas sobre qué esperar.

     Reduzca los riesgos, o el ictus cerebral puede atacar nuevamente

    Los sobrevivientes tienen un alto riesgo de sufrir otro derrame cerebral. En Escuela de familias hacemos mucho hincapié en la prevención de este tipo de sucesos, siendo una de las claves de la formación sanitaria. Como familiar a cargo es fundamental asegurarse de que el ser querido coma una dieta saludable, haga ejercicios, tome los medicamentos recetados y visite a su proveedor de atención médica con regularidad.

    Las mejoras pueden suceder rápidamente o con el tiempo

    La recuperación más rápida generalmente ocurre durante los primeros tres o cuatro meses después de un accidente cerebrovascular, pero algunos sobrevivientes continúan recuperándose hasta el primer y segundo año después de haber tenido el ictus cerebral. La formación profesionales sanitarios especialistas en enfoque holístico es fundamental para una recuperación optima.

    La importancia de la fisioterapia

    Los médicos deben considerar la asistencia de un terapeuta físico u ocupacional si quien ha sufrido el ictus cerebral tiene: mareos; desequilibrio que resulta en caídas; dificultad para caminar o moverse diariamente; incapacidad para caminar seis minutos sin detenerse para descansar; incapacidad para participar o completar actividades diarias. En Escuela de familias creemos que la recuperación integral debe contener todas las aristas que el paciente necesite según el caso concreto.

    Cuidado con las caídas

    Las caídas después del accidente cerebrovascular son comunes, pero si tu ser querido tiene caídas leves más de dos veces en seis meses, se debe consultar al médico o fisioterapeuta con formación sanitaria para recibir tratamiento lo antes posible. Si bien muchas veces estas caídas pueden estar indicando alguna condición subyacente, lo cierto es que una intervención temprana y una adecuada interacción con una formación profesionales sanitarios será algo determinante en la recuperación y en poder identificar qué es lo que está pasando con el paciente.

    Medir el progreso es importante

    La cantidad de terapia de rehabilitación aguda que reciba el paciente depende en parte de la tasa de mejora que vaya teniendo. Se espera que los sobrevivientes en rehabilitación aguda obtengan ganancias funcionales mensurables todas las semanas con base en el Puntaje de Medida de Independencia Funcional. Las mejoras funcionales incluyen habilidades diarias, de movilidad y comunicación.

    Monitorear los cambios de actitud y comportamiento

    Se debe evaluar si tu ser querido está teniendo dificultades para controlar las emociones, y, en caso de que así sea, consultar a un proveedor de atención médica para desarrollar un plan de acción.

    No tener miedo de pedir ayuda

    Los recursos comunitarios, como los grupos de apoyo para sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares y cuidadores, están disponibles tanto para quien otorga el cuidado como para el paciente. En Escuela de Familias, además de brindar formación profesionales sanitarios, creemos que el apoyo constante del entorno del paciente es fundamental.

DESCARGAR GUÍAS