Logopedia cómo detectar problemas en la lectoescritura

Los niños comienzan a desarrollar sus habilidades básicas de alfabetización y lectoescritura mucho antes de que puedan leer o escribir de forma independiente. Para un pequeño, estas habilidades incluyen:

  • Hablar
  • Vocabulario: se comienza a formar el banco de palabras del niño y el conocimiento de los significados de las palabras
  • Comprensión
  • Incorporar conocimientos, como la capacidad de identificar el alfabeto
  • Conciencia del sonido: conocer los sonidos que forman las palabras

Para la mayoría de los niños, aprender a leer puede ser bastante natural e intuitivo, pero para otros el camino hacia una lectoescritura optima y con confianza puede ser algo más complejo, por lo que es importante tener en cuenta los signos que abordaremos en esta ocasión para poder identificar cuando existan dificultades en el proceso y buscar la ayuda profesional correspondiente.

Signos de dificultades de alfabetización temprana: 3-4 años

El desarrollo del lenguaje ocurre en el mismo orden en la mayoría de los niños, pero las habilidades pueden desarrollarse en diferentes edades o momentos. Por ejemplo, muchos niños comienzan a hablar un poco más tarde que el resto, pero se ponen al día cuando tienen entre 3 y 4 años.

Si bien el desarrollo de cada niño tiene sus tiempos particulares, sí es importante saber que cuando los niños tienen entre 3 y 4 años, algunos problemas con las palabras y el lenguaje pueden ser signos de dificultades de alfabetización que deben ser tomados en serio y buscar ayuda profesional.

Estos son algunos de los signos que pueden estar indicando que un niño de entre 3 y 4 años tiene dificultades con su proceso de alfabetización:

  • Comienza a hablar tarde y tiene dificultades para aprender y recordar palabras nuevas.
  • El niño omite las palabras necesarias para hacer una oración completa, por ejemplo, “Voy zoológico” en lugar de “Voy al zoológico”.
  • Tiene dificultades para pronunciar sonidos particulares
  • No reconoce ninguna letra del alfabeto
  • Tiene problemas para garabatear para hacer formas que parezcan letras
  • No encadena palabras que suenan similares juntas, por ejemplo, ‘gato, murciélago, sombrero’
  • No puede repetir al menos partes de canciones infantiles
  • No puede hablar en frases u oraciones con tres o más palabras
  • Su forma de hablar suele ser difícil de entender para los extraños.

Por el lado de la lectura, en esta etapa de la vida es importante buscar ayuda si se observa lo siguiente:

  • El niño es incapaz de decir qué acción está sucediendo en un libro de imágenes, por ejemplo, correr, ladrar, comer
  • Parece que no puede distinguir la diferencia entre el anverso y el reverso del libro, o no puede decir cuál es el camino correcto para leerlo
  • No puede nombrar objetos simples representados en libros
  • Olvida qué libros han leído antes, incluso cuando se le muestran sus portadas
  • No disfrutan de que un adulto les lea

Dificultades de alfabetización: 5 años o más

En  el lenguaje hablado, el niño podría tener dificultades de alfabetización si tiene problemas con lo siguiente:

  • Comprender instrucciones sencillas, por ejemplo, “por favor, ponte el abrigo”
  • Le cuesta incorporar nuevas palabras cuando habla
  • Tiene dificultades para usar oraciones notablemente más largas, por ejemplo, oraciones de ocho o más palabras
  • Problemas para reconocer y pensar palabras que comienzan de la misma manera, como “coche, gato, lata”, y sonidos que riman como “rata, colchoneta, sentado”.
  • Problemas para dividir palabras simples en sus partes (sílabas o sonidos individuales) como ‘ba-na-na’, o juntar sonidos para formar palabras
  • Dificultades para usar palabras de comparación como “más pesado”, “más fuerte” o “más corto”.
  • Problemas para contar o volver a contar historias en el orden correcto.

En el proceso de lectura, el niño podría tener dificultades de alfabetización si manifiesta:

  • No muestra interés por los libros y la lectura
  • Mezcla la secuencia de eventos en historias.
  • No puede relacionar lo que sucede en los libros con las cosas de su propia vida
  • No puede recordar palabras incluso si las mismas se repiten a lo largo del libro
  • Se distrae cuando los libros se leen en voz alta y no obtiene significado ni placer de esta actividad.
  • No distingue que las palabras impresas son diferentes de las imágenes, y están ahí para ser leídas
  • No sabe que cada letra del alfabeto tiene un nombre y un sonido
  • Incapacidad para nombrar y decir los sonidos de al menos ocho letras
  • No sabe dividir las palabras en sonidos
  • Dificultades para mezclar sonidos para formar palabras
  • No garabatea su nombre, mensajes, etc.

5 señales de alerta de problemas de lectura para padres

Los niños con dificultades para leer a menudo presentan algunos de los siguientes signos a los que debemos estar alerta. En el caso de presentar alguno de ellos, es importante consultar con el logopeda para abordar el problema a través de un tratamiento personalizado y diseñado en base a las necesidades del niño.

Lectura lenta y forzada

Esto se vuelve evidente cuando se le da al niño un libro para leer que esté especialmente adaptado a su edad, y observamos que el proceso de leerlo e interactuar con el libro es inesperadamente laborioso y complejo para el niño.

  • Errores de lectura frecuentes
  • Cuando hay problemas en la lectoescritura, podemos observar que el niño:
  • Agrega palabras
  • Reemplaza las palabras
  • Elimina palabras (Lee Es una zarigüeya en vez de Es solo una zarigüeya)

Las inexactitudes en la lectura pueden causar problemas con la comprensión de las oraciones a medida que se cambian los significados de las palabras, lo que traerá problemas en el proceso de aprendizaje.

Dificultades en el seguimiento de texto

Cuando se observa y escucha al niño leer, pueden darse las siguientes situaciones:

  • Pierden su lugar en la página,
  • Saltan líneas,
  • Leen palabras al revés,
  • Rastrean las oraciones de derecha a izquierda y leen desde la parte inferior de la página hasta la parte superior.

No poder leer con fluidez de izquierda a derecha y de arriba a abajo significa que el niño usará el doble de tiempo para volver sobre sus pasos. Esto conducirá a dificultades de comprensión, ya que todo el “poder mental” del chico se centrará en rastrear el texto, no en comprender el pasaje.

Dificultad para entender una historia o un pasaje

Después de haber leído un texto grande, el niño debería poder discutir la idea principal o resumir párrafos de lo que ha leído. Si el niño no puede responder preguntas sencillas sobre quién, qué, dónde, cuándo o por qué, puede indicar una dificultad subyacente específicamente relacionada con la comprensión del texto.

Conductas de evitación en torno a la lectura

Si nota que el niño se aleja de las oportunidades para leer y no disfruta de los libros (pero le encanta que le lean), esto puede estar indicando que la lectura es difícil para él. En general, es más probable que los niños eviten actividades en las que creen que no son buenos, por lo que es importante reconocer su renuencia a leer y ser muy positivos con sus intentos.

Para casos de emergencia Llamar al :91-667-16-46

© 2020 - Dacer Y Agora Posicionamiento web

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar