Daño cerebral

Nuestra memoria funciona como una versión de alta velocidad de una enorme biblioteca: nueva información nos viene a la cabeza de la misma manera que un libro nuevo ingresa a una estantería. La memoria tiene el trabajo de procesar esta información y darle la etiqueta correcta antes de enviarla a la sección y estante apropiados.

El daño cerebral puede hacer que este sistema sea mucho menos efectivo y, a veces, la información termine por ser enviada a un sitio incorrecto. Un cerebro lesionado tiene que trabajar mucho más para encontrar lo que está buscando mientras recorre toda la biblioteca.

Entre las diferentes secciones de nuestra memoria encontramos las siguientes:

  • Memoria inmediata: la información enviada aquí solo se conserva durante un breve lapso de tiempo (suelen ser solo unos segundos). 22
  • Memoria a corto plazo: la información aquí se almacena por un período corto, antes de que sea rechazada y ‘borrada’ o enviada a la memoria a largo plazo.
  • Memoria a largo plazo: esta sección funciona como el archivo de la biblioteca y cuando la información se envía aquí ya se encuentra relativamente segura.

Daño cerebral e impacto por alteración de la memoria

Nuestra memoria es una especie de ‘habilidad fundamental’, una sobre la que se basan prácticamente todas nuestras otras habilidades. Por lo tanto, los problemas de memoria pueden afectar no solo nuestro estilo de vida sino también a la forma en la que aprendemos cosas nuevas.

Quienes sufren de alteraciones en la memoria producto del daño cerebral pueden tener dificultades para recordar desde eventos pasados (en el corto o en el mediano plazo) hasta los nombres de personas que conocen. Otras dificultades que podemos mencionar son las siguientes:

  • Dificultad para recordar cosas y tendencia a la distracción
  • Dificultad para retener nueva información
  • Recordar información fragmentada, o recordar algunas cosas y otras no

Daño cerebral y 6 consejos para reforzar la memoria

las dificultades de memoria que surgen a raíz del daño cerebral, mejoran siempre que se tratan de forma adecuada, si bien, en ocasiones no se llega a recuperar por completo, existen formas prácticas de ayudar a reforzar esta habilidad y hacer que la vida del paciente sea más manejable.

Hablar de las cosas

El primero y más simple es hablar a través de las experiencias. Para ayudar a una persona que ha sufrido daño cerebral y que sufre de alteraciones de memoria, puede ser buena opción preguntarle acerca de las cosas que han estado haciendo juntos.

Repetición y práctica

Un punto amplio a destacar sobre la memoria y el daño cerebral es que, en la mayoría de los casos de lesión neurológica, la “memoria procedimental” suele quedar intacta.

A modo de explicarlo de manera sencilla, esta es la parte de nuestra memoria que almacena información sobre cómo hacer esas cosas que se vuelven algo habitual por la repetición, como andar en bicicleta. Prácticas como las de andar en bicicleta son conductas que nuestro cerebro interioriza y las vuelve casi automáticas tras cierta cantidad de repetición y práctica.

Tras haber sufrido daño cerebral adquirido, algunas personas pueden aprender ciertas tareas haciéndolas siempre de la misma manera y manteniendo una rutina determinada. Del mismo modo, hay cosas cotidianas que pueden memorizarse mediante la repetición.

Hacer el hogar más ‘amigable’

Existen algunos cambios simples que se pueden hacer en el hogar para ayudar al paciente con daño cerebral y a su memoria. Por ejemplo:

  • Se puede elegir un lugar en la casa o el dormitorio para guardar las cosas importantes. Se pueden organizar las cosas que la persona necesita para el trabajo o sus tareas diarias y ubicarlas en un determinado sitio fácil de identificar.
  • Colocar un bloc de notas junto al teléfono para que la persona pueda tomar notas de cualquier llamada telefónica o mensaje.
  • Una buena opción es colocar un tablón de anuncios en un lugar destacado, con toda la información familiar esencial en él
  • Mantener un calendario en un lugar destacado y visible para la persona
  • Etiquetar los cajones o armarios que usa la persona con dificultades de memoria
  • Marcar o pintar la puerta del baño para que sea fácil de identificar
  • Etiquetar las puertas indicando cada habitación y su función

Ayudas para la memoria

La mayoría de nosotros en algún momento escribimos listas, ya sea para las compras o para las cosas que necesitamos hacer en el trabajo, e incluso otros tantos utilizan diarios o agendas a modo de “ayuda memoria”.

  • Hay muchas cosas que las personas con dificultades de memoria pueden utilizar para hacer más sencilla su rutina diaria:
  • Calendarios y alarmas de teléfonos móviles y tabletas
  • Diarios y planificadores
  • Cuadernos y listas
  • Gráficos de pared
  • Dictáfonos
  • Organizadores electrónicos
  • Cajas de recordatorio de pastillas para medicamentos
  • Notas adhesivas
  • Álbumes de fotos

La importancia de la rutina

Hacer listas y usar ayudas para la memoria consiste en tratar de quitar parte de la carga de trabajo de la memoria. De la misma manera, establecer rutinas que organicen a la persona durante un día o una semana significa que el paciente tendrá menos que recordar.

Podemos hacer una copia de seguridad de esta rutina haciendo un gráfico o utilizando un planificador de eventos en el ordenador o en el teléfono móvil. Por otro lado, el uso de imágenes o fotografías puede ser útil para apoyar la memoria de la persona y simplificar considerablemente la percepción de las actividades.

Ser consciente del bienestar

Las dificultades de memoria son solo una parte de la experiencia que deben atravesar quienes han sufrido daño cerebral adquirido. Además de esto, las personas que han pasado por una lesión neurológica suelen sufrir un importante impacto emocional, por lo que tener que lidiar con los problemas de memoria puede empeorar considerablemente su situación.

Lo ideal es tratar de acompañar a la persona de la mejor manera posible y con empatía, alentándolos a hablar sobre sus dificultades e involucrándolos en los distintos planes que se implementarán en el hogar para ayudarlo a vivir con su alteración en la memoria.

Para casos de emergencia Llamar al :91-667-16-46

© 2020 - Dacer Y Agora Posicionamiento web

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar