daño cerebral adquirido

El daño cerebral adquirido es una lesión del cerebro que no es hereditaria, congénita o degenerativa y que ha ocurrido tras el nacimiento. En otras palabras, es algo que sucede, ya sea por un evento imprevisto o por una causa médica.

Los efectos del daño cerebral adquirido pueden ser graves y alterar la vida cotidiana de la persona que lo sufre: el cerebro controla cada parte de nuestra existencia: tanto la física, intelectual, conductual, social como la emocional.

Cuando existe un daño o una lesión en el cerebro que modifica su normal funcionamiento, una parte de la vida del paciente se ve afectada negativamente.

¿Cuáles son los tipos de lesiones que causan daño cerebral?

Los especialistas suelen dividir el daño cerebral causado por una lesión en dos categorías: traumático y no traumático. Los TCE ocurren debido a un golpe, sacudida o una fuerte lesión por rotación en la cabeza que daña el cerebro.

Tipos de daños traumáticos

  • Traumatismo craneoencefálico cerrado. Esta lesión en la cabeza ocurre cuando una fuerza externa, como un golpe, no penetra en el cráneo, pero causa lesiones e inflamación cerebral.
  • Conmoción cerebral. Esta lesión causa deterioro en la función cerebral. Puede ser el resultado de una lesión en la cabeza de tipo cerrada o penetrante.
  • Contusión. Este es un hematoma o sangrado en el cerebro que se debe a un golpe o sacudida en la cabeza.
  • Lesión penetrante. Este es un tipo de daño cerebral que puede ser causada por una bala, un cuchillo u otro objeto afilado que penetra el cráneo produciendo daño en el cerebro.

Los ejemplos de lesiones cerebrales no traumáticas incluyen:

Tipos de daño cerebral no traumático

  • Anóxico / hipóxico. Esta es una lesión de las células del cerebro debido a la falta de oxígeno.
  • Infecciones o inflamación del cerebro. Infecciones como la meningitis pueden causar daño cerebral.
  • Un accidente cerebrovascular es causado por la pérdida de flujo sanguíneo al cerebro debido a un coágulo de sangre o hemorragia cerebral.
  • Esto puede incluir cáncer de cerebro y enfermedades relacionadas con el cáncer.

Causas del daño cerebral adquirido

Una de las formas más habituales de daño cerebral adquirido es el TCE, siendo esta un incidente repentino que daña el cerebro.

Las causas comunes de daño cerebral adquirido incluyen:

  • Fuerzas externas aplicadas a la cabeza o al cuello (TCE)
  • Lesión anóxica / hipóxica (paro cardíaco, intoxicación por monóxido de carbono, obstrucción de las vías respiratorias, hemorragia y asfixia)
  • Cirugía intracraneal
  • Enfermedades infecciosas
  • Trastornos convulsivos
  • Exposición tóxica (abuso de sustancias, ingestión de plomo e inhalación de agentes volátiles)
  • Aneurismas
  • Causas médicas como el ictus (obstrucción vascular)

Efectos del daño cerebral adquirido

Tras haber sobrevivido a la situación que dio origen al daño cerebral adquirido, pueden aparecer cambios que afecten muchas áreas de la vida del paciente. Algunos son evidentes de inmediato, como sentir debilidad en un lado del cuerpo o la dificultad en las habilidades de comunicación. Otros de estos cambios o efectos serán mucho más sutiles y difíciles de identificar.

Estos cambios o efectos en el paciente que ha sufrido daño cerebral adquirido generalmente se agrupan en tres categorías principales: diferencias físicas o motoras, cognitivas y conductuales.

Algunos cambios físicos pueden incluir:

  • Problemas de coordinación muscular
  • Parálisis total o parcial
  • Cambios en los sentidos: oído, vista, olfato, etc.
  • Mareos
  • Dolor de cabeza

Algunos cambios cognitivos pueden incluir:

  • Dificultad para comunicarse
  • Problemas de memoria
  • Dificultad para aprender cosas nuevas

Algunos cambios conductuales pueden incluir:

  • Depresión
  • Irritabilidad y frustración
  • Dificultad con las habilidades sociales.
  • Incapacidad para reconocer cambios en sí mismos.

Daño cerebral adquirido: opciones de tratamiento

La recuperación del daño cerebral dependen principalmente del tipo de lesión, la extensión de la misma y los síntomas que manifieste el paciente. Las deficiencias y efectos que surjan a raíz del daño pueden ser temporales o permanentes y pueden causar una discapacidad específica o más generalizada, dependiendo de cada caso particular.

Tras haber atravesado las etapas más críticas en el abordaje de los distintos casos de daño cerebral adquirido, los especialistas podrán recomendar distintos tratamientos y abordajes según los efectos que evidencie el paciente y sus necesidades específicas.

  • terapia ocupacional
  • fisioterapia
  • neuropsicología
  • logopedia

La recuperación de una lesión cerebral puede llevar tiempo y esfuerzo por parte del paciente, e incluso es posible que algunas personas nunca regresen por completo a la funcionalidad cognitiva que tenían antes de haber sufrido el daño cerebral adquirido. Ponerse en manos de profesionales que saben lo que hacen y que cuentan con las mejores herramientas para abordar cada situación particular con atención personalizada es fundamental para aumentar las posibilidades de una recuperación completa.

En DACER cada lesión cerebral tiene su lugar de rehabilitación,  tal y como dijo Hipócrates: “No existe daño cerebral demasiado leve para ser ignorado ni demasiado severo para perder la esperanza”

© 2020 - Dacer Y Agora Posicionamiento web

Para casos de emergencia        91-667-16-46

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar