Escuela de familias de Fundación DACER, un apoyo significativo

Durante la rehabilitación neurológica, los pacientes se enfrentan a un complejo proceso lleno de desafíos, siendo el factor psicológico y el grado de apoyo que reciba de su entorno algo sumamente fundamental para su efectiva recuperación. La familia, independientemente de que se trate de pacientes en la infancia o de adultos, es un pilar trascendental a la hora de atravesar un proceso de neurorehabilitación.

Hacer frente al daño cerebral como familia

Las familias que deben hacer frente al daño cerebral de su ser querido muchas veces pueden sentirse abrumadas: lo cierto es que las lesiones neurológicas afectan a cada individuo de manera diferente, por lo que el nivel y el tipo de apoyo que el paciente necesitará va a variar dependiendo del caso particular.

Algunas personas pueden necesitar supervisión las 24 horas del día, los 7 días de la semana y dependerán completamente de un cuidador para satisfacer sus necesidades diarias, mientras que otros pacientes con daño cerebral solo requerirán de un apoyo mínimo y podrán ser funcionalmente independientes.

El impacto emocional del daño cerebral en la familia

Independientemente del nivel o tipo de apoyo que pueda necesitar una persona que ha sufrido daño cerebral, una lesión neurológica no solo afecta al sujeto que ha sufrido la lesión, sino que además produce su propio impacto en la familia y allegados, sobre todo de tipo emocional.

Quienes integran el grupo familiar sufren en primera persona las distintas dificultades que debe atravesar su ser querido durante las diferentes etapas de la rehabilitación. Muchas veces incluso la aceptación de esta nueva realidad que está viviendo la persona con daño cerebral puede ser más difícil de aceptar por parte de la familia que del paciente mismo.

Algunas de las reacciones emocionales más frecuentes entre los familiares de un ser querido que ha sufrido daño cerebral incluyen:

  • Depresión y ansiedad
  • Aislamiento social
  • Ira y frustración
  • Agotamiento
  • Negación
  • Culpa

El duelo y la sensación de pérdida también resulta frecuente en familias de pacientes con lesión neurológica, en virtud de todas las nuevas situaciones que vienen aparejadas con la nueva realidad del individuo, los cambios en las relaciones, en el estilo de vida y las nuevas responsabilidades que surgen para su entorno.

Reconocer estos cambios y sentimientos, además de contar con el apoyo y la formación adecuada para poder afrontar la nueva realidad del paciente con lesión neurológica, son cuestiones fundamentales para que todos los involucrados puedan atravesar el proceso de la mejor manera posible.

Consejos para familias de pacientes con daño cerebral

Encontrarse con la nueva realidad de tener que afrontar el daño cerebral de un miembro de la familia no es algo sencillo: existen algunas pautas y recomendaciones que pueden ser útiles para afrontar esta situación de manera saludable.

Buscar apoyo

Es importante que las familias de pacientes con daño cerebral puedan buscar apoyo y contención externa: desahogarse y poder hablar de todo lo que significa este nuevo cambio en sus vidas es muy importante para poder acompañar adecuadamente al paciente en su rehabilitación.

No alejarse de los amigos

Un viejo proverbio sueco dice: “La alegría compartida es una alegría doble; el dolor compartido es la mitad del dolor”. Tener el apoyo de los amigos y contar con esa contención puede ayudar a aliviar la tristeza y recuperar la perspectiva para enfrentar este nuevo desafío con una mirada optimista. Lo ideal es encontrar a alguien que escuche sin emitir juicios ni dar consejos.

Hablar con otras personas en una situación similar

Las personas que están “en la trinchera” saben exactamente cómo es y cómo se siente ser familiar de una persona con daño cerebral: un grupo de apoyo para cuidadores o familias de pacientes sin dudas es una opción segura donde compartir los sentimientos, emociones y temores, además de que permite conectar con otras familias en la misma situación e intercambiar experiencias.  Muchas veces desde estos grupos de apoyo se comparten consejos y recursos para manejar problemas asociados, lo cual es un beneficio adicional que será de gran utilidad.

Darse un respiro

Cuando comienzan a surgir los sentimientos de cansancio, ansiedad o temor producto de esta nueva realidad, lo mejor es darse un respiro y tomarse un descanso. Apartarse de todo por algunos minutos, respirar y calmar la mente puede ser una gran herramienta para recuperar la perspectiva.

La actividad física

La actividad física acelera el metabolismo del cuerpo y libera endorfinas, lo que ayudará a disminuir cualquier sensación negativa o a reducir la intensidad de las emociones que envuelven a la situación. No hace falta hacer largas sesiones de actividad física diaria para obtener estos beneficios, basta con dar un paseo tranquilo un par de veces a la semana para mejorar la salud emocional.

No olvidar el autocuidado

Muchas veces las familias de quienes han sufrido lesión neurológica, sobre todo en aquellos casos en los que el paciente requiere de mucha atención, tienden a olvidarse de sus necesidades básicas. Todos necesitamos dormir, comer, atender nuestra salud y divertirnos para mantener la fuerza, el bienestar y el vigor que nos permiten llevar adelante nuestras tareas.

Escuela de familias de Fundación DACER, un apoyo significativo

Tener un familiar que ha sufrido lesión neurológica no es algo fácil, y desde Fundación DACER creemos que el apoyo a estos entornos es trascendental para que el paciente pueda contar con el respaldo que necesita para una buena recuperación.

Con la escuela de familias, nos proponemos los siguientes objetivos:

  • Que la familia pueda comprender lo que es el daño cerebral y que conozca cuáles son sus características específicas. La información es poder.
  • Que pueda aprender a relacionarse con el paciente con su nueva realidad y pueda tomar un rol activo en la rehabilitación.
  • Brindarle a las familias información sobre estrategias que ayuden a estimular al paciente, contribuyendo considerablemente y de manera precoz a la recuperación.
  • Que la familia se sienta capacitada y preparada para hacerse cargo de la atención del paciente tras el alta hospitalaria.

Contar con información y preparación de mano de profesionales en el tema ayuda a que las familias del paciente con daño cerebral reduzcan sus niveles de ansiedad y les permita sentirse con un mayor nivel de control sobre la situación. A partir de ahora, se podrá acceder a la escuela de familias totalmente online, siendo una alternativa más accesible y al alcance de todos.

Para más información, visita la web https://www.dacer.org/escuela-de-familias-on-line/

Para casos de emergencia Llamar al :91-667-16-46

© 2020 - Dacer Y Agora Posicionamiento web

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar