Un ictus ocurre cuando el suministro de sangre a una parte de su cerebro se interrumpe o se reduce, lo que evita que el tejido cerebral reciba oxígeno y nutrientes, y hace que las células cerebrales comiencen a morir en minutos (ictus isquémico) también puede producirse una rotura de un vaso sanguíneo y producir el paso de sangre al cerebro (ictus hemorrágico). Tras haber sufrido un ictus, se debe atravesar por un proceso de rehabilitación para recuperar ciertas funciones que, en la mayoría de los casos, se ven afectadas en mayor o menor medida. En esta ocasión, revisamos algunos elementos de rehabilitación que pueden utilizarse desde casa para reforzar la recuperación funcional.

Ictus y claves de la rehabilitación

La recuperación tras haber sufrido un ictus es un proceso a largo plazo y varía de una persona a otra: para algunos, puede llevar varios meses y ara otros, puede llevar años. En todos los casos, contar con un abordaje multidisciplinar y con la intervención de distintos especialistas en el plan de recuperación es fundamental para obtener óptimos resultados y una mejora en la calidad de vida del paciente.

Fisioterapeutas

Los fisioterapeutas de DACER trabajan en estrecha colaboración con los pacientes, sus familias y sus cuidadores en todos los entornos de rehabilitación para establecer objetivos y proporcionar planes de terapia.

A partir de una primera evaluación, nuestros terapeutas crean un plan de tratamiento individualizado para los pacientes con el fin de ayudarlos a alcanzar sus objetivos y volver a su vida normal lo más pronto posible. Entre los enfoques de tratamiento encontramos lo siguiente:

  • Entrenamiento de la marcha: muchos pacientes no pueden caminar o tienen dificultades para hacerlo tras el ictus.
  • Entrenamiento del equilibrio: las dificultades con el equilibrio son muy comunes después de un ictus y mejorar el equilibrio es crucial para evitar caídas, que pueden provocar más lesiones y posteriores discapacidades.
  • Entrenamiento de movilidad y transferencia en la cama: Subirse y levantarse de una cama o silla puede ser muy difícil después de un derrame cerebral. En DACER, los fisioterapeutas pueden enseñarle al paciente las habilidades necesarias para mejorar su independencia y seguridad al levantarse de la cama y sentarse en una silla de ruedas, coche, ducha, etc.

Terapeutas ocupacionales

Nuestro equipo de terapeutas ocupacionales brinda un tratamiento integral y holístico a las personas que han sufrido un ictus: en un primer momento, realizan evaluaciones exhaustivas para recopilar información relacionada con la rutina, los roles y las ocupaciones diarias del paciente, o las actividades típicas que este realiza todos los días.

Una vez obtenida la información clave, se utilizarán una variedad de recursos y medidas de resultado estandarizadas para identificar y cuantificar los déficits específicos que limitan la participación del sujeto en las ocupaciones diarias como resultado del ictus. Además, nuestros terapeutas ocupacionales pueden brindar educación especializada sobre la recuperación en este tipo de dolencias, introducir equipos y tecnología de adaptación, u ofrecer métodos alternativos para completar tareas a fin de aumentar aún más la independencia y la calidad de vida del paciente.

Logopedas

El logopeda podrá proporcionar ejercicios de rehabilitación basados ​​en la comunicación cognitiva y estrategias personalizadas para aquellos pacientes que, tras el ictus, han tenido algún tipo de afectación en sus habilidades de comunicación. Cuando pensamos en la recuperación de un paciente, pensamos en el panorama general y en lo que una persona quiere volver a hacer de forma independiente, cuestiones clave a la hora de planificar un tratamiento acorde y personalizado.

Neuropsicólogos

Se ocupan de realizar una valoración de las capacidades cognitivas y estado emocional y conductual del paciente, para realizar una intervención neuropsicológica para recuperar y/ compensar las funciones cognitivas afectadas y la readaptación emocional y conductual derivada de la lesión neurológica.

Ictus: rehabilitándonos desde casa

Si estás tratando de mejorar el movimiento durante la rehabilitación de un ictus, estas herramientas de recuperación para utilizar en casa pueden ser de gran ayuda.

Herramientas para manos y habilidades motoras finas

Masilla

La masilla terapéutica es una popular herramienta de recuperación de ictus. Es económica y portátil, por lo que puedes llevar tu terapia de manos a donde quiera que vayas.

Espejo

La terapia del espejo es una excelente manera de mejorar el movimiento de la mano cuando se tiene parálisis o movimiento gravemente afectado o limitado. A través del uso de espejos, engañamos al cerebro para que piense que está moviendo la mano afectada (cuando no lo está), lo que activa la neuroplasticidad y ayuda a “despertar” la mano afectada.

Herramientas para todo el cuerpo

Unidad de estimulación eléctrica

Esta es una excelente manera de impulsar el movimiento después de un ictus: la estimulación eléctrica ayuda a estimular la neuroplasticidad y reconectar el cerebro, aunque solo es efectiva cuando se utiliza junto con ejercicios de rehabilitación, por lo que contar con un fisioterapeuta que genere un programa adecuado y enseñe al paciente a utilizar estos dispositivos de manera segura es fundamental.

Bola de estabilidad

Las bolas de estabilidad son excelentes herramientas para mejorar la fuerza del núcleo tras el ictus. Si estás tratando de mejorar el equilibrio, entonces fortalecer la zona central y abdominal del cuerpo es esencial.

Dado que muchos supervivientes del ictus luchan con el equilibrio tras el episodio, lo ideal es obtener una bola de estabilidad con base para un uso seguro del elemento.

Herramientas para brazos y hombros

Mancuernas

Las mancuernas son herramientas simples para reconstruir la fuerza de las extremidades superiores que se ven desmejoradas tras el ictus. Antes de invertir en un par, puedes comenzar usando artículos domésticos como pesos livianos (como botellas de agua o latas) hasta que te vuelvas lo suficientemente fuerte como para pasar a pesos más pesados.

Bandas de resistencia

Las bandas de resistencia se pueden usar para todo el cuerpo, pero son particularmente útiles para los brazos y los hombros, ideales para hacer flexiones de bíceps, prensas de hombros, entre otros.

Herramientas de recuperación para piernas

Bicicleta fija

Las bicicletas estáticas son una gran opción para el entrenamiento bilateral. Si una pierna es más débil que la otra, la pierna más fuerte puede ayudar a sostener la pierna afectada. Con el tiempo, esa pierna afectada se volverá cada vez más fuerte a medida que se vuelva a cablear y reconectar el cerebro.

Para casos de emergencia Llamar al :91-667-16-46

© 2020 - Dacer Y Agora Posicionamiento web

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar