TDAH

El TDAH significa trastorno por déficit de atención con hiperactividad y este es uno de los trastornos de salud más comunes en los niños. Se cree que más del 5% de la población infantil mundial sufre de este trastorno, constituyendo además el 50% de los pacientes clínicos en el ámbito de la psiquiatría infanto-juvenil.

Tipos de TDAH en niños

Se estima que el TDAH afecta a más del 5 por ciento de los niños en todo el mundo, lo que lo convierte en uno de los trastornos de salud más comunes que deben enfrentar las personas dentro de este rango etario. Por lo general esta condición suele identificarse por primera vez en aquellos pequeños en edad escolar, manifestando algunos de los siguientes signos:

  • no ser capaz de concentrarse
  • tomar decisiones impulsivas
  • ser hiperactivo

Es importante saber que existen tres tipos principales de TDAH, que difieren según los síntomas que se presentan con mayor frecuencia. Los tres tipos son:

TDAH de presentación combinada

Este es el tipo más común de TDAH, en el que el niño mostrará un comportamiento impulsivo e hiperactivo, además de distraerse fácilmente y luchar para mantener la atención.

TDAH, predominantemente impulsivo / hiperactivo

Este es el tipo menos común: el pequeño mostrará signos de hiperactividad y la necesidad de moverse constantemente, además de mostrar un comportamiento impulsivo, aunque no muestran signos de distracción o falta de atención.

TDAH, predominantemente desatento

Las personas con este tipo de TDAH no muestran signos de hiperactividad o impulsividad. En cambio, la persona se distraerá fácilmente y le resultará difícil prestar atención. El tipo predominantemente desatento es el que a menudo se denomina TDA (trastorno por déficit de atención), ya que el término no contiene la palabra “hiperactividad”.

TDAH en adultos

Si bien es cierto que muchas veces se cree que el TDAH se supera una vez llegados a la adolescencia, los estudios han demostrado que los adultos también pueden tener TDAH y, a menudo, ni siquiera se dan cuenta de que lo tienen. Si bien es cierto que la hiperactividad es un problema menor en adultos con TDAH, la realidad es que en la mayoría de los casos se observa que otros síntomas pueden empeorar a medida que avanza la edad del paciente, como el comportamiento impulsivo o la toma de riesgos sin consciencia.

Si bien la mayoría de las personas diagnosticadas con TDAH como adultos recuerdan haber tenido problemas similares cuando eran niños, no siempre es así, y es posible que los síntomas se hayan desarrollado más adelante en la vida. Se trata de un trastorno que, además de manifestarse de diferentes maneras, también varía según cada paciente.

Diagnóstico del TDAH en la infancia

A menudo, los niños no son diagnosticados con TDAH hasta que asisten a la escuela. Sin ir más lejos, muchos profesionales consideran que no se debe diagnosticar a los niños con este tipo de trastornos hasta los 7 años de edad.

Es importante tener en cuenta cuando se habla de diagnóstico que el hecho de que un niño muestre signos de falta de atención, impulsividad o hiperactividad, no significa necesariamente que el mismo tenga TDAH. Algunas otras condiciones médicas, condiciones psicológicas o eventos de la vida pueden causar síntomas similares, como:

  • problemas de aprendizaje o problemas con la lectura, escritura y lenguaje
  • experiencias traumáticas, como mudarse de casa o escuela, intimidación, divorcio de los padres o la muerte de un ser querido
  • trastornos psicológicos, como ansiedad o depresión
  • trastornos de conducta
  • afecciones médicas, incluidos problemas de sueño, epilepsia y problemas de tiroides

En virtud de esto es que se vuelve fundamental contar con profesionales capacitados que trabajen con un enfoque holístico e integral y que puedan recopilar la información adecuada para poder realizar un diagnóstico certero de la enfermedad. Los padres, cuidadores y maestros tendrán que darle al profesional un historial detallado del comportamiento del niño y el profesional también observará el comportamiento del niño y podrá realizar pruebas psicoeducativas, que se utilizan para identificar y evaluar posibles discapacidades de aprendizaje.

Signos clave en el TDAH

El TDAH es un trastorno complejo que debe ser observado y tratado con cuidado, siendo el correcto diagnóstico y la atención temprana del pequeño paciente algo fundamental para poder atacar el problema de manera óptima y eficiente. Existen algunos signos clave del TDAH que se pueden dividir en tres tipos principales y que debemos conocer:

Signos que muestran inatención

Los signos que sugieren que alguien está experimentando falta de atención incluyen:

  • problemas para mantenerse concentrado en tareas o actividades
  • aburrimiento rápido con una tarea o actividad
  • parece no estar escuchando cuando se le habla
  • tiene dificultad para seguir las instrucciones
  • muestra signos de olvido y comete errores simples
  • problemas con la organización y la planificación anticipada
  • Con frecuencia pierde o extravía pertenencias
  • no disfruta estudiar ni de períodos prolongados de esfuerzo mental

Signos que muestran impulsividad

Las señales de que alguien está experimentando impulsividad incluyen:

  • tiene dificultad esperando su turno
  • a menudo interrumpe a otros
  • suelta respuestas o cosas inapropiadas en lugar de esperar a escuchar la pregunta o ser llamado
  • problemas para controlar emociones poderosas, que pueden conducir a problemas de ira
  • toma riesgos y no entiende las consecuencias de sus acciones

Signos que muestran hiperactividad

  • Si alguien tiene el síntoma de hiperactividad, puede estar mostrando signos de:
  • Constantemente inquieto o en movimiento
  • tener dificultad para sentarse y quedarse quieto
  • habla todo el tiempo
  • se mueve constantemente, incluso corre y escala

Tratamiento para pacientes con TDAH

Si bien no existe cura específica para el TDAH lo cierto es que se trata de un trastorno que puede abordarse desde distintos enfoques para poder brindarle al niño una mejor calidad de vida y brindarle herramientas que le permitirán afrontar su rutina diaria. En DACER ofrecemos tratamiento personalizado teniendo en cuenta la edad del niño, la severidad de los síntomas, las preferencias personales, entre otros.

Es importante destacar que existen muchos aspectos positivos en pacientes con TDAH, particularmente cuando el trastorno se maneja adecuadamente. Por ejemplo, las personas con TDAH a menudo son creativas, entusiastas y tienen mucha energía e impulso. En DACER creemos que cada uno de nuestros pacientes es único y buscamos potenciar sus habilidades, ayudándolos a ser la mejor versión de sí mismos.

 

 

© 2020 - Dacer Y Agora Posicionamiento web

Para casos de emergencia        91-667-16-46

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar