Conmoción cerebral y problemas de equilibrio asociados

Los problemas de equilibrio son sumamente frecuentes en determinadas condiciones neurológicas, incluyendo la lesión cerebral traumática leve producto de una conmoción cerebral, y pueden ser causados ​​por deficiencia muscular o desequilibrio, que además suele ir acompañado de una disfunción del sistema vestibular.

Conmoción cerebral ¿Cómo afecta el sistema vestibular al equilibrio?

El sistema vestibular es un complejo sistema de comunicación sensorial que se encuentra principalmente dentro del oído interno. Este sistema detecta información sobre el movimiento y la posición de nuestro cuerpo en el espacio y comunica esa información al cerebro. Es lo que nos ayuda a mantener el equilibrio.

Una conmoción cerebral puede interferir con la función normal del sistema vestibular: tras una lesión en la cabeza, las vías normales de comunicación del cerebro se ven interrumpidas por la inflamación y la disminución del flujo sanguíneo en ciertas áreas. Por lo general, esto es solo temporal pero en el caso del síndrome posterior a la conmoción cerebral, el cerebro ha decidido que esas vías bien establecidas y eficientes ya no son utilizables, y se adhiere a soluciones ineficientes que resultan en síntomas persistentes.

Los síntomas típicos de disfunción vestibular son mareos, vértigo, náuseas, dolores de cabeza y problemas de equilibrio. Esto se debe a que el cerebro recibe mensajes erróneos o conflictivos sobre la posición del cuerpo en el espacio. Un buen ejemplo de esta sensación es lo que sucede cuando alguien se marea en un bote: su cerebro recibe mensajes contradictorios basados ​​en lo que los ojos ven pero el cuerpo siente.

¿Cómo nos enfocamos en el sistema vestibular y los problemas de equilibrio?

Si estás padeciendo el síndrome posconmocional, es probable que ciertas partes hipoactivas de tu cerebro hayan dependido de otras regiones del cerebro para recuperar la estabilidad. En DACER trabajamos para involucrar a esas regiones del cerebro para alentarlas a usar vías más eficientes.

Por ejemplo, podríamos desafiar el equilibrio de un paciente haciendo que se pare sobre una pelota terapéutica. Luego, agregamos otro componente físico al ejercicio haciendo que el paciente atrape y arroje pelotas. Para agregar un elemento cognitivo, podríamos pedirle al paciente que nombre algo que comience con la letra “g” cuando atrape la pelota y enumere animales en orden alfabético inverso cuando la devuelva al terapeuta. De esta manera, estamos involucrando al cuerpo y al cerebro al mismo tiempo.

Este tipo de ejercicios no son infalibles, y de hecho los pacientes a menudo chocan con un “muro invisible” y no pueden pensar en una palabra adecuada, o pierden el equilibrio muchas veces, o ambas cosas. Lo que importa es que las áreas del cerebro que han compensado en exceso las regiones cerebrales disfuncionales están demasiado ocupadas haciendo las tareas que se supone que deben hacer para llenar el área que falta, por lo que el área poco activa del cerebro no recibe la ayuda a la que está acostumbrada y se ve obligada a probar otras vías. Una vez que el cerebro descubre que hay una manera más fácil de hacer las cosas nuevamente, comienza a elegir ese camino eficiente y los síntomas de conmoción cerebral disminuyen o desaparecen por completo.

Conmoción cerebral ¿Cómo trabajamos en DACER?

En DACER creemos en el tratamiento completamente personalizado, por lo que estudiar el caso de cada paciente de manera previa a comenzar con la terapia adecuada es fundamental. Uno de los primeros pasos suele ser observar los estudios de cada paciente para identificar exactamente qué partes del cerebro no funcionan correctamente, lo que nos permite centrarnos en el tratamiento que llega a la causa raíz de la disfunción y no apuntar por el contrario al tratamiento de los síntomas aislados de una conmoción cerebral.

Esto lo logramos gracias a nuestro enfoque de tratamiento único y holístico, que incorpora el equilibrio, el trabajo muscular y los aspectos cognitivos de manera integral para darle la mejor solución al paciente.

Además, contamos con herramientas tecnológicas, como Huber 360, que nos permite trabajar con dinamismo y suponen un novedoso desafío para el paciente con dificultades de equilibrio.

¿Qué puedes hacer en casa?

A continuación te comentamos algunas de las recomendaciones útiles para que los pacientes pongan en práctica de manera conjunta a la terapia para ayudar a maximizar los beneficios del tratamiento y sentirse mucho mejor en una menor cantidad de tiempo. Estas son cosas que cualquier persona que padezca síndrome posconmocional puede hacer en casa:

Ser activo y aumentar la actividad gradualmente

El ejercicio es crucial para cualquier recuperación, pero lo cierto es que para quienes sufren de síndrome posconmocional o han tenido una contusión cerebral puede existir al principio una cierta intolerancia al ejercicio. Es por eso que te recomendamos la actividad, pero siempre aumentando su intensidad y cantidad gradualmente sin exigirle demasiado al cuerpo.

La respiración es clave

Tomate un tiempo todos los días para concentrarte en tu respiración. Concéntrate en exhalar por un período de tiempo más largo e inhalar por un período de tiempo corto; contén la respiración brevemente (uno o dos segundos) después de exhalar.

La relajación diaria

Pasa al menos diez a quince minutos al día relajándote: puedes practicar la respiración durante este tiempo, meditar, escuchar música relajante o simplemente sentarte afuera y disfrutar de la naturaleza.

La alimentación saludable

Alimentarse adecuadamente y elegir la mejor nutrición posible es fundamental para una buena recuperación. Concéntrate en comer alimentos enteros y ricos en nutrientes, en DACER contamos con el mejor asesoramiento para que tu tratamiento sea integral por lo que no dudes en consultarnos acerca de un plan de tratamiento para ti.

© 2020 - Dacer Y Agora Posicionamiento web

Para casos de emergencia        91-667-16-46

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar