La importancia de la intervención temprana en retrasos madurativos en bebés e infantes

Conocer acerca de los signos de desarrollo normal en bebés e infantes es fundamental para poder detectar cualquier tipo de patología existente y actuar en consecuencia. En cada etapa de la vida del niño este debe adquirir una serie de habilidades que se conocen como “hitos del desarrollo”, evolución que será observada por el pediatra para poder determinar si existe o no algún tipo de retraso.

Alcanzar estos hitos más tarde de lo esperado no necesariamente indica un motivo de preocupación, ya que cada bebé tiene su propio ritmo de desarrollo. Sin embargo, este retraso puede estar sugiriendo la posibilidad de que exista un problema, por lo que es fundamental consultar con el pediatra para estar seguros.

Hitos en el desarrollo de la comunicación

Si bien como hemos mencionado cada bebé se desarrolla a su  propio ritmo, estos son algunos de los hitos referidos al desarrollo de la comunicación que esperará observar el pediatra:

  • 2 a 4 meses: comienza a sonreír y reír.
  • 6 meses: comienza a balbucear.
  • 12 meses: comienza a asociar palabras correctamente (por ejemplo, “¿Dónde está la pelota?” Y el niño puede mirar específicamente la pelota).
  • 15 meses: Ha dicho las primeras palabras y, por lo general, tiene entre 4 y 6 en su vocabulario.
  • 18 meses: conoce las partes básicas del cuerpo y puede señalarlas (y posiblemente nombrarlas).
  • 24 meses: Habla al menos 50 palabras y puede armar algunas frases

Hitos del desarrollo sociales

En relación a las habilidades sociales, dependiendo de la edad se esperará lo siguiente:

  • Antes de los 2 meses: el bebé puede empezar a sonreír.
  • 2 a 4 meses: empieza a reír.
  • 6 meses: puede observarse que se sonríen a sí mismos en el espejo.
  • 9 meses: pueden mostrar signos de ansiedad ante los extraños.
  • 12 meses: puede señalar las cosas que quiere
  • 18 a 24 meses: establece contacto visual y juega junto a otro niño sin interactuar (juego paralelo).
  • 24 meses en adelante: juega con otros niños y puede compartir

Hitos del desarrollo de habilidades motoras

En relación a las habilidades referidas a la motricidad, estas son algunas de las conductas esperables:

  • 6 meses: comienza a darse la vuelta y sentarse con apoyo.
  • 9 meses: se sienta sin ayuda y comienza a deslizarse, estirarse o gatear.
  • 15 meses: ya puede caminar y desplazarse solo

¿Cuáles son los síntomas de retraso madurativo?

Existen algunas pautas que pueden permitir a los profesionales identificar un retraso madurativo en bebés o infantes, aunque cada niño puede experimentar síntomas diferentes por lo que todo dependerá del caso concreto. Entre los más frecuentes podemos observar:

  • El pequeño no gana la cantidad de peso que debería
  • El niño no gatea a la misma edad que otros bebés
  • Somnolencia excesiva
  • No reacciona al escuchar su nombre
  • No reacciona ante las voces familiares ni otro tipo de sonidos
  • Falta de respuestas sociales adecuadas a la edad (por ejemplo, la sonrisa en bebés)
  • El pequeño evita el contacto visual
  • No hace sonidos vocales
  • Retraso en el desarrollo motor

La importancia de la intervención temprana

La intervención temprana en la mayoría de los casos de retraso madurativo permite brindarle al pequeño las herramientas y el entorno necesario y adecuado para que pueda recuperar esas diferencias que tiene con otros bebés o infantes de su edad, y así poder lograr autonomía y llevar adelante una vida normal.

Teniendo en cuenta que un retraso madurativo puede afectar a diferentes aspectos como la comunicación, la motricidad, desarrollo cognitivo y la socialización es importante la evaluación multidisciplinaria del pequeño para poder hacer un diagnóstico certero y garantizarle al niño y a su familia el mejor pronóstico posible.

Los abordajes multidisciplinares incluyen pruebas de audición y visión; consulta con el logopeda; terapia física y ocupacional; neuropsicología y formación y asesoramiento familiar. El objetivo es ayudar a los bebés y niños pequeños a alcanzar hitos clave del desarrollo y la maduración, como caminar, hablar e interactuar con otros, para que puedan desenvolverse con normalidad en su entorno y en cada situación que lo requiera.

Fisioterapia y terapia ocupacional

Los terapeutas ocupacionales de DACER ayudan a los niños con problemas de motricidad fina o dificultad para procesar información sensorial, como la luz, el sonido y el tacto.

La fisioterapia, por otro lado, se centrará en mejorar la fuerza, la coordinación y el equilibrio del pequeño a través de actividades sencillas para ayudarlo a alcanzar los hitos del desarrollo acordes a su edad.

Terapia de la comunicación y alimentación

Si el pequeño presenta signos de retrasos en la comunicación, el logopeda podrá ayudarlo a mejorar estas habilidades a través del estímulo para el desarrollo del lenguaje y la producción del habla.

Para aquellos niños que presentan un problema motor oral que interfiere con la alimentación, ya sea con biberón o con masticación y deglución de alimentos, el logopeda podrá utilizar técnicas de masajes faciales o ejercicios de lengua, labios y mandíbula para fortalecer los músculos de la boca y mejorar la capacidad de alimentación del pequeño. Estos ejercicios se pueden combinar con la terapia orientada al retraso en la comunicación.

© 2020 - Dacer Y Agora Posicionamiento web

Para casos de emergencia        91-667-16-46

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar