TEA

Han pasado varios meses desde que el mundo dio un giro debido a COVID-19: la vida ha cambiado mucho con el distanciamiento social, la desinfección de manos, las nuevas reglas en lugares públicos y los cambios constantes e impredecibles siendo incluso más dificil para los niños que conviven con TEA. A medida que la sociedad comience a abrirse nuevamente, habrá nuevos desafíos que enfrentar. La “nueva normalidad” seguirá evolucionando y, dependiendo de cómo vaya todo, podría haber un retorno a las restricciones o nuevas medidas establecidas a medida que se conozca más sobre COVID-19 y su propagación.

En este contexto tan particular, las personas con TEA pueden llegar a sufrir mayor ansiedad que cualquier persona fuera del espectro: si bien la previsibilidad puede ser muy útil para disminuir la ansiedad de las personas con autismo, no siempre es posible en un mundo que cambia tan rápidamente.

TEA y los signos de sobrecarga

Es posible que una persona con autismo no pueda decirnos que se siente abrumada, ansiosa o molesta. Es por eso que se debe estar atento a signos externos como:

  • Evitación sensorial (mano en las orejas, cerrar los ojos, retirarse en algún lugar).
  • Comportamiento de búsqueda sensorial (chocar con muebles, meterse en un espacio pequeño y estrecho).
  • Un aumento en los comportamientos repetitivos, como tocar los mismos objetos una y otra vez.
  • Retirarse, no participar.
  • Aumento en los comportamientos como balanceo rápido, intenso, ritmo, diálogo interno, giro del cabello, aleteo de manos.
  • Ecolalia aumentada
  • Comportamientos autolesivos como golpearse la cabeza, rascarse la piel o pellizcarse.

Algunos de estos comportamientos pueden ser un intento de calmarse, mientras que otros pueden ser signos de ansiedad o malestar.

Enseñar conciencia interoceptiva

La interocepción es el octavo sistema sensorial: el sistema interoceptivo tiene pequeños receptores ubicados en todo el interior de nuestro cuerpo, en nuestros órganos, músculos, piel, huesos, etc. Estos receptores recopilan información del interior de nuestro cuerpo y la envían al cerebro: este a su vez ayuda a dar sentido a estos mensajes y nos permite sentir cosas como hambre, saciedad, picazón, dolor, temperatura corporal, náuseas, necesidad de ir al baño, cosquillas, esfuerzo físico, entre otros. La interocepción también nos permite sentir nuestras emociones.

La conciencia interoceptiva a menudo se ve afectada en personas con trastorno del espectro autista: es posible que no sientan cuando su sistema interno está apagado. No son conscientes de sus señales interoceptivas que les dicen que tienen calor, sed o cansancio. Este sistema además también está conectado con habilidades de funciones ejecutivas como resolución de problemas, pensamiento flexible, intuición y resolución de problemas.

Enseñar la conciencia interoceptiva es una forma de ayudar a una persona en el espectro a comprender lo que sus señales internas del cuerpo le están diciendo y cómo reaccionar. Enseñarle a una persona en el espectro qué significa un determinado signo físico (como por ejemplo, tirantez en el pecho cuando hay ansiedad) y buscar formas de lidiar con ello resulta sumamente efectivo para aumentar la independencia del paciente y disminuir las posibilidades de un colapso nervioso o un episodio de malestar.

Estrategias para calmar a alguien con TEA

Si hemos reconocido algún signo de ansiedad o nerviosismo en la persona con TEA podemos implementar algunas estrategias que nos permitirán reducir esa tensión y tratar de recuperar la calma.

Ofrecer un plan de escape

Es posible que el paciente solo necesite abandonar el área en el que se encuentra mientras se siente ansioso para recuperar su control y reducir la estimulación. En el hogar, esto podría ser un dormitorio. Cambiar de espacio puede ser una manera con romper con esa sensación de nerviosismo que se está manifestando producto del encierro y el contexto actual.

Tener a mano un kit sensorial

Una de las estrategias de los profesionales para abordar a pacientes con TEA es contar con “cajas sensoriales”. El contenido de la misma dependerá de las necesidades de cada persona en particular: a algunos niños les gusta masticar, otros necesitan una presión profunda, entre otros.

Implementar prácticas relajantes

Practica la respiración profunda: respiren juntos varias veces hasta que ambos sientan una mayor sensación de calma. Liberen el exceso de energía sacudiendo el cuerpo; comience sacudiendo las manos, los pies y luego todo el cuerpo.

Crear una distracción

Si bien esto puede no funcionar siempre, proporcionar una distracción puede distraer a una persona de lo que le molesta. Por ejemplo, utilizar complementos audiovisuales como videos de Youtube sobre un tema que le guste, hablar sobre sus temas favoritos o escuchar música son algunas de las estrategias que pueden resultar.

El ejercicio físico ayuda

La actividad física es realmente una de las mejores cosas que se pueden hacer para aliviar el estrés y la ansiedad de cualquier persona, y en el caso de quienes viven con TEA esto no es la excepción. Se deben buscar opciones que sean posibles para la persona y que además disfrute, siempre dentro de sus posibilidades y respetando las circunstancias de distanciamiento social que nos ha impuesto la pandemia.

Establecer rutinas y horarios claros

Las actividades estructuradas son tranquilizadoras para todos los niños, no solo para aquellos en el espectro. Debemos intentar mantener las rutinas sobre las que se tiene más control, como las comidas, los quehaceres, la hora de acostarse y la hora de pasar tiempo en familia. También se pueden crear algunas rutinas nuevas que se centren en hacer algo divertido juntos, como una noche de películas o juegos, hacer su propia noche de pizza y actividades físicas, ya sea dentro o fuera. Es buena idea involucrar al niño con autismo en la toma de decisiones y la planificación.

Para casos de emergencia Llamar al :91-667-16-46

© 2020 - Dacer Y Agora Posicionamiento web

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar