lesión neurológica

La amnesia es uno de los muchos efectos secundarios que puede experimentar una persona que ha sufrido una lesión neurológica si bien es una parte normal de la recuperación tras el daño cerebral, igualmente puede resultar realmente difícil para amigos y familiares ver a un ser querido pasar por ella.

Lesión neurológica y amnesia, puntos importantes

La amnesia es una etapa de la recuperación de una lesión cerebral por la que pasarán la mayoría de los pacientes, especialmente si están saliendo de un coma.

Los signos de amnesia incluyen pérdida de nuevos recuerdos, confusión extrema y comportamiento impredecible. Por lo general, estos se resolverán a medida que el cerebro se recupere.

Finalmente, debemos recordar siempre que el ser querido no tiene el control total de sus acciones en este momento. Así que no debe tomarse ninguna de sus palabras o acciones como algo personal.

A medida que pasa el tiempo, el paciente recuperará el control sobre su comportamiento y comenzará a recordar nuevamente. Cuando eso suceda, necesitará del apoyo de sus seres queridos para ayudarlo en su camino de recuperación.

Lesión neurológica y causas de la amnesia

La amnesia es la incapacidad de formar nuevos recuerdos o recordar los almacenados previamente, pudiendo incluir confusión con respecto a aspectos como el lugar, la hora y la persona, entre otras cosas. El paciente que atraviesa por una amnesia suele tener dificultades para recordar dónde se encuentra, cómo llegó allí y cualquier recuerdo nuevo desde la lesión.

Son varias las regiones del cerebro involucradas en los procesos de la memoria y el nuevo aprendizaje, y el daño a cualquiera de estas áreas puede causar amnesia. Algunas de las áreas principales del cerebro que están a cargo de la memoria incluyen:

  • Corteza cerebral
  • Hipocampo
  • Giros parahipocampales
  • Tálamo

Lesión neurológica y tipos de amnesia

Existen diferentes tipos de amnesia que pueden desarrollarse tras una lesión neurológica:

Amnesia anterógrada

Con este tipo de amnesia, la persona no puede recordar información nueva. Sin embargo, si pueden recordar datos y eventos que ocurrieron antes de la lesión neurológica.

Amnesia retrógrada

Este tipo hace que una persona olvide eventos que ocurrieron antes del daño cerebral, aunque sí pueden crear nuevos recuerdos. A veces, tras una lesión neurológica grave, la amnesia anterógrada y retrógrada pueden ocurrir juntas.

Amnesia disociativa

En casos raros, una persona no solo puede olvidar su pasado sino también su identidad. Por ejemplo, es posible que no reconozcan su propia imagen. Esto generalmente ocurre después de eventos extremadamente traumáticos en los que la mayoría de las personas eventualmente se recuperarán y recordarán quiénes son.

Para los pacientes que han sufrido una lesión neurológica de tipo traumática, el tipo más común de amnesia es la amnesia anterógrada. De hecho, la presencia y duración de la amnesia anterógrada es uno de los mejores predictores de la recuperación de la lesión neurológica. En general, cuanto más breve sea la cantidad de tiempo que una persona tiene amnesia, mayores son sus posibilidades de recuperarse por completo.

Signos de amnesia tras la lesión neurológica

Los signos más destacados de amnesia son la pérdida de memoria y la confusión, pero también existen otros que vale la pena mencionar:

  • Agitación y angustia
  • Comportamientos agresivos , como violencia y gritos, que pueden no ser característicos del individuo
  • Incapacidad para reconocer a los seres queridos
  • Comportamiento infantil

Con la amnesia postraumática, la capacidad de una persona para distinguir lo “correcto” de lo “incorrecto” se ve afectada a medida que el cerebro lucha por sobrellevar la situación y recuperarse de la lesión neurológica. Por lo tanto, el paciente casi no tendrá control sobre sus acciones y puede parecer muy diferente a como era antes de haber sufrido el daño cerebral.

Por muy angustioso que sea ver a un ser querido en este estado, es importante tratar de recordar que la amnesia es, en la gran mayoría de los casos, algo temporal. A medida que el cerebro comience a sanar, el paciente irá recuperando el control de sus comportamientos.

Lesión neurológica, amnesia y colaboración de los allegados

Como hemos mencionado anteriormente, para un ser querido puede ser verdaderamente difícil sobrellevar la situación de amnesia de la persona que ha sufrido la lesión neurológica. Los siguientes son algunos consejos y recomendaciones que pueden ser útiles para que tanto la familia como los amigos del paciente puedan interactuar con el de manera segura:

Identificarse es importante. Siempre que ingreses a la habitación del ser querido con amnesia postraumática, es importante que te identifiques con el paciente. Esto puede evitar que se irrite o agite. Al salir de la habitación, aunque solo salgas por algunos minutos, recuérdale al paciente nuevamente sobre tu identidad ya que es posible que lo haya olvidado.

Pregunta antes de tocar. En los primeros días después de despertarse, el paciente estará muy sensible a la estimulación. Por lo tanto, es posible que la persona con amnesia no quiera que la toquen. Pregúntale siempre si puedes tomar su mano antes de hacerlo y, si dice que no, respeta sus deseos.

Mantener la calma. Si el ser querido con lesión neurológica ve a otras personas que se sienten angustiadas, eso puede agravar su condición y empeorar la situación.

Paciencia. No trates de hacer que la persona recuerde nada y evita corregir sus creencias falsas.

La importancia del descanso. Como cuidador o miembro de la familia, es importante darse tiempo para descansar. Si bien es normal sentir que no puedes alejarte ni un segundo de ese ser querido que ha sufrido una lesión neurológica, tomar un descanso te permitirá tener la energía necesaria para apoyarlo en su recuperación.

Para casos de emergencia Llamar al :91-667-16-46

© 2020 - Dacer Y Agora Posicionamiento web

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar